TRANSLATOR

CRUCEROS. CIUDADES INSEGURAS



En realidad se le da el nombre de  CRUCERO a una clase determinada de buque de guerra dotado de alta velocidad y gran autonomía, con un desplazamiento superior a las 7500 tons.
Con la aparición de los viajes de placer en buques y hacer  grandes travesías se les aplicó a estos la definición por ser buques que cruzaban normalmente el Atlántico.
Los primeros trasatlánticos (esa fue su primera acepción) tuvieron que ser mixtos,vela y vapor, debido a que la infraestructura que necesitaban para la fuente de energía mecánica tenía que ser espaciosa para almacenar grandes cantidades de carbón, el combustible que inicialmente se empezó a usar.
El "SAVANHA" fue el primero que lo hizo con este sistema pero en realidad fracasó porque fueron solamente tres días y medio los que pudo utilizar las máquinas, no tenía espacio suficiente para almacenar la gran cantidad de carbón que necesitaría para realizar esa travesía con éxito.
Se materializa una auténtica lucha por conseguir mejoras y adelantos con los que lograr los mejores resultados y nace  una auténtica Gran Regata, cuando surgen compañías al incrementarse la demanda de tráfico de pasajeros entre Europa y América: Grandes buques cada vez más lujosos, cada vez más veloces: Ahí están los "Great Britain","Sirius" y el gran "Great Eastern" botado en 1858, con sus 24400 tons. 210 m. de eslora y 36 de manga, para hasta 4000 pasajeros propulsado por dos ruedas de paletas, una hélice y unos 5000 m2 de superficie vélica que llegó a conseguir una velocidad de 13 nudos en travesía atlántica. Sin embargo tuvo una historia poco feliz ya que debido a sus características muchos puertos no tenían infraestructura para poderlo recibir. Se vendió a varios dueños, a los que arruinó y acabó siendo desguazado después de 30 años de azarosa vida.
Compañías como la Cunard emergen con fuerza. Se ganan los primeros trofeos otorgados por la mejor velocidad en cruzar el Atlántico: estos trofeos son el Gallardete Azul y el primero de ellos se lo lleva el "Sirius".
Aparece la hélice, los buques se modernizan y el primero que la utiliza es el "Archimedes".
Los ingleses en su pugna, siempre han demostrados ser un país que vive con y en el mar y en 1845 ya tienen su gran buque,el "Great Britain", el mayor del mundo que cruza el Atlántico a 9 nudos con sus 6 mástiles, 100 m. de eslora y 3618 tons. de desplazamiento.
La pugna sigue y a su vez la amenaza está latente, ya son pequeñas ciudades flotantes en las que conviven personas de todo tipo, aún no están desarrollados sistemas de seguridad efectivos para el caso de una emergencia y hay naufragios, hay pérdida de vidas humanas, en 1873 fueron 600 vidas las que se perdieron cuando el "Atlantic" de la White Star Line se estrelló contra las costas de Nueva Escocia.
El SS "NORGE" naufraga en las Hébridas, año 1904, más de 700 vidas que se pierden.
Otros torpedeados en plena guerra : "Lusitania" casi 1200 vidas; "Hms Hodd" 1400 vidas;" "Wilhlelm Gustlof" con 9000 vidas (posiblemente el mayor desastre)... y mas y mas. Despues tenemos el "Titanic" 1500 vidas; los  españoles "Valbanera"  con casi 500 vidas;"Principe de Asturias" con 500 vidas;"Santa Isabel" con 213 vidas; el italiano "Sirio" 1000 vidas y así un sinfín de buques que han dejado un rosario de vidas en la mar sin que hasta la fecha se haya hecho un estudio responsable y aceptado por todas las partes para evitar que estos hechos se repitan porque no es nada nuevo afirmar que ante una situación caótica el comportamiento de las masas es también caótico. No sirven unas observaciones de seguridad al pasaje para que este, ante una situación de emergencia, se comporte con serenidad. El psicólogo Manuel Fidalgo Vega dice, refiriéndose al plano individual: "La mayoría de las personas no han tenido la experiencia de hallarse ante una situación de peligro inminente y cuando esto ocurre algunas  toman decisiones que incrementan el peligro para ellas y también para los demás. Así, los comportamientos que se producen van desde una actitud de calma hasta un verdadero pánico" y añade: " En las ciencias del comportamiento no existe un criterio simple que permita predecir al detalle la reacción de un individuo ante una situación crítica". En el plano colectivo dice: "La historia está marcada por sucesos en los que una multitud de personas, ante una situación crítica de emergencia (incendio, explosión, derrumbe, actuaciones masivas desordenadas de individuos en las que no había aparentes motivos que las justificasen ... ), ha provocado con su comportamiento que dicha emergencia se resolviera con desgracias mucho mayores de las razonablemente esperadas para las personas y las cosas".  Es incuestionable que en un crucero las personas que en él participan son de diferentes edades, personalidad, formación, tolerancia a la frustración, sexo, complexión... con capacidad determinante y criterios de decisión heterogéneos, por tanto de comportamientos imprevisibles. Y ¿quien controla esta amalgama de actuaciones? ¿es, tal vez, suficiente una charla, previa o durante la travesía, por parte del tripulante asignado? . Tampoco sirven ciertas infraestructuras de los actuales cruceros para efectuar evacuaciones rápidas y ordenadas; se ha demostrado con el actual naufragio del "Costa Concordia": Una gran escora y todos los botes salvavidas inservibles. La compartimentación y la falta de botes salvavidas fue determinante en el naufragio del "Titánic" y en el número de víctimas.
Deberían estudiarse opciones alternativas para evitar que los grandes desastres se repitan, está demostrado que aunque se disponga de una tecnología vanguardista el factor sorpresa se puede presentar y los resultados pueden ser imprevisibles.
No estoy tratando de reflejar un criterio en contra de estos gigantes del mar, únicamente pretendo hacer hincapié en la necesidad  de imponer normas e infraestructuras de seguridad para que nadie que viaje a bordo de estos buques pueda correr riesgos que en otro caso podrían haberse evitado.

f
     


2 comentarios:

Carmen dijo...

La verdad es que tanto hacinamiento puede dar pie a cualquier cosa... Gracias por el post, muy interesante!

juan jacobo muñiz daza dijo...

Evidentemente, Carmen, las estadísticas de accidentes marítimos de este tipo de barcos son mínimas, lo peor es que cada vez que ocurren el desastre delata las carencias y queramos o no, por una razón o por otra la emergencia se puede producir. Por tanto PREVENGAMOS con garantías no para cumplir ciertos protocolos de seguridad de carácter obligatorio.