TRANSLATOR

SERVICIO DE GUARDACOSTAS ¿GUARDIA CIVIL DEL MAR?




 
¿Sería descabellada la idea de crear un Servicio de Guardacostas para que, tanto Salvamento Marítimo como Vigilancia Fiscal, estuvieran integrados en este servicio, en  departamentos perfectamente definidos?. Y que lo que ahora es el servicio marítimo de la guardia civil sea destinado exclusivamente a labores de policía en las áreas portuarias. Yo creo que no. 

En la página "S.V.A." lo comento porque además, como muchos compañeros y no compañeros se hacen eco, no es de recibo que en un país como el nuestro, "eminentemente marítimo", las competencias policiales, fiscales y de salvamento estén lamentablemente atomizadas, teniendo en cuenta que tanto Salvamento Marítimo como el SVA están en condiciones de asumir misiones de auxilio, salvamento y anticontaminación por un lado y misiones de policía y fiscales por otro, con la particularidad de que se pueden complementar en cualquier momento, en determinadas condiciones
                                           


En seguridad marítima los ingleses crearon la figura del SOSREP ( The Secretary of State´s Representative- Maritime Salvage and Intervention”) un único responsable, un formato de no injerencias y con ejemplos de actuación paradigmáticos, una forma de eliminar cualquier otra opción de dispersión de responsabilidades. Así lo expongo como idea práctica porque la naturaleza de un servicio como el de guardacostas requiere integración, no dispersión.
A modo de ejemplo citaré el sistema nipón de la Agencia de Seguridad de Servicios Marítimos: Esta agencia se creó en 1948 y sus objetivos son la protección de las vidas y propiedades en la mar y el mantenimiento del orden público también en la mar. Es decir: Búsqueda y salvamento marítimo, guardacostas, lucha contra la contaminación, servicios hidrográficos, ayudas a la navegación, información meteorológica y control portuario. 
En toda esta ejemplar organización se integran diferentes departamentos con competencias perfectamente definidas y además algo verdaderamente encomiable: las recomendaciones que después de las investigaciones, se remiten a compañías marítimas, marina mercante, asociaciones de capitanes etc. Como se puede observar antítesis de nuestro sistema en donde una mezcla, un totum revolutum, de ministerios, departamentos y ordenanzas crean en muchos momentos indecisiones y conflictos de competencias que en su momento se pueden traducir en falta de operatividad



A comienzos del año 1986 "El País" publicó la siguiente noticia:

CINCO MINISTERIOS PROPONEN UN SERVICIO DE GUARDACOSTAS EN LUGAR DE LA PROYECTADA GUARDIA CIVIL DEL MAR.

JUAN JOSÉ ECHEVARRIA Madrid 31 ENE 1986:

"Los ministerios de Economía, Trabajo, Agricultura, Transportes y Defensa han elevado al Gobierno, mediante la Comisión de Reforma Marítima (Cominmar), una propuesta de creación de un servicio de guardacostas para protección del litoral marítimo español. Este servicio de guardacostas posee similares competencias que la que el proyecto de ley orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, actualmente en trámite parlamentario, da a la Guardia Civil del Mar.El acuerdo entre los ministerios de Economía, Trabajo, Agricultura y Transportes con el de Defensa se alcanzó en la última reunión que debatió el grupo cuarto de la comisión, referente a guardacostas, celebrada el pasado 26 de noviembre. Defensa impuso que el servicio de guardacostas a crear dependerá orgánicamente de este departamento ministerial, según informaron fuentes de la Cominmar. En el acuerdo se llegó a la conclusión de que en el funcionamiento del servicio de guardacostas participarán otros departamentos a través de la creación de una comisión. Asimismo, Defensa garantizó que este servicio de vigilancia en el mar actuará autónomamente y por separado de las fuerzas de combate dependientes del propio ministerio.
Los ministerios referidos pretenden que la vigilancia de este servicio de guardacostas se extienda a la totalidad de las aguas marítimas sometidas a la soberanía española. Asimismo, se incluyen los caladeros internacionales, en cumplimiento de los convenios internacionales suscritos por España.
El servicio de guardacostas descrito cuenta con siete jefaturas de zona: la del Cantábrico (con sede en Santander), Galicia (La Coruña), Costa Sur (Málaga), Levante (Alicante), Baleares (Palma de Mallorca), Cataluña (Barcelona) y Canarias (con dos subzonas representadas por Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife).
Las competencias que asume el servicio, de prosperar, serán la seguridad en el mar, la protección del medio marítimo, el salvamento, la pesca, deportes, explotación de recursos, relaciones laborales, investigación marina, actividades subacuáticas y actividades atentatorias a la soberanía y seguridad del Estado
Conflicto de competencias:
El proyecto de ley policial, sobre cuyo articulado el próximo día 3 acaba en el Senado el plazo de presentación de enmiendas, confiere las competencias policiales en el mar al servicio marítimo de la Guardia Civil. Este conflicto de competencias ha originado fricciones entre el Ministerio del Interior, y concretamente de la propia Guardia Civil, con los departamentos de Economía, Trabajo, Agricultura, Transportes
 y Defensa.El modelo propuesto por Economía, Trabajo, Agricultura y Transportes prevé una dotación humana de 1.835 personas, divididos en personal marítimo (capitanes, jefes de máquinas, oficiales, maquinistas, patronos, mecánicos y marineros) y aéreo (pilotos de avión y helicópteros). La Guardia Civil del Mar tiene prevista una dotación de 1.200 hombres (800 embarcados y 400 en tierra). La propuesta de los primeros ministerios señala un presupuestos de gastos (4.002 millones) y unos ingresos en base a aprehensiones, multas, decomisos y remuneraciones de salvamentos. Interior no especifica gastos ni ingresos.
En la Cominmar se encuentran presentes todos estos departamentos ministeriales, junto al de Obras Públicas y Urbanismo. Sus labores se dividen en cuatro grupos de trabajo: competencias, puertos, personal y guardacostas. El único que ha sido finalizado es este último y en breve se espera que el de personal también esté concluido."
Al final no hay conclusiones, sí colision de competencias y ante este río revuelto el Sr. Barrionuevo, con Roldán a la cabeza, saca adelante su capricho.

Por Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en su articulo once. 2 .b, se regulan las competencias por las  que la Guardia Civil ejercerá las funciones que, con carácter genérico se asignan a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, entre otros, en el mar territorial. Es decir, ya se crea el SEMAR y  por el Real Decreto 246/1991, de 22 de febrero se regula el Servicio Marítimo de la Guardia Civil.
  El cerebro de esta iniciativa fue el Sr. Barrionuevo  iniciativa que supuso un mazazo para las aspiraciones que teniamos muchos marinos para que, de una vez y por todas, se crease un Servicio de Guardacostas Español al que podrian acceder, por experiencia y conocimientos del medio, muchos marinos mercantes que por aquella época estaban quedando en el paro debido a la crisis que en el sector naviero se estaba gestando.  Ahora no hay un Servicio de Guardacostas que integre en su seno los departamentos fiscales,  de salvamento y medioambiental, ahora existen diferentes instituciones, cada cual con sus competencias, y que en un momento determinado pueden colisionar entre sí a la hora de hacer frente a una determinada emergencia o gestión. De momento tenemos: Salvamento Marítimo, S.V.A., Semar y la Armada. Ya se han aireado ciertas noticias de algunos enfrentamientos, en términos de competencias, entre S.V.A y Semar y no es de extrañar, como tampoco son desconocidas las noticias de que el S.V.A tiende a desaparecer.
Nada que objetar a las labores que desempeña el SEMAR, han evolucionado, su trabajo es digno pero analizando el sentido que debe tener una institución como un Servicio de Guardacostas siempre es más rentable, a la hora de resultados,a la hora de tomar decisiones, un único mando responsable que varios.
.

                                                     
                                                       
Transcribo a continuación lo que escribió el abogado  José María Ruíz Soroa sobre este tema, sobre la atomización de competencias, y que define de forma magistral lo que significa este tipo de administración de unos recursos que deberían ser tratados desde una óptica diferente

                                  LA ESTRATEGIA DE ULISES


"La peripecia del buque mercante Ostedijk ( Feb 2007) a lo largo de la costa gallega  ha puesto de nuevo de manifiesto (aunque esta vez sin las catastróficas consecuencias del Prestige) el flagrante malfuncionamiento del sistema español de protección de la seguridad marítima, que tiende a convertirse en endémico si no se adoptan medidas enérgicas. Un buque cuyos problemas podrían haberse solucionado en horas en un puerto cualquiera ha sido paseado durante días por la costa en una exhibición de indecisión patética, para finalmente llevar a efecto en la mar (con las consiguientes dificultades y enormes costos que ello genera) una operación técnica en sí misma sencilla y trivial. La alarma social provocada, no tanto por el incidente en sí como por su errática gestión, ha generado de nuevo reacciones histéricas por parte de las autoridades locales y vecinos del litoral, y ha dado lugar al consabido y lamentable guirigay político al que los ciudadanos parecemos condenados últimamente.

                                                                                      Ostedijk            


¿Qué es lo que falla en el sistema? Aunque pueda resultar sorprendente para el público, el problema no radica ni en los medios materiales disponibles (nuestro país se ha dotado en los últimos años de una red de medios costeros y náuticos más que aceptable), ni en la profesionalidad de nuestros técnicos en seguridad marítima, cuya competencia es indiscutible. El problema radica en el sistema de toma de decisiones, que está plenamente abierto y expuesto a las influencias políticas y burocráticas de los incompetentes. Y para explicarlo con claridad, nada mejor que un ejemplo que procede de otros lares y, por ello, no es sospechoso de partidismo interesado.
El 18 de enero del 2007, el portacontenedores MSC Napoli sufrió una grieta estructural e inundación en la cámara de máquinas cuando navegaba por el Canal de la Mancha, en zona de control marítimo francés. Inmediatamente se procedió a evacuar a la tripulación, tomar a remolque al buque y enviar a bordo un equipo de expertos para dictaminar sobre la situación estructural de la nave. Se comprobó que ésta era precaria y requería llevar el buque a un puerto o lugar de abrigo con urgencia, si se quería evitar el hundimiento y sus catastróficas consecuencias (más de 250 contenedores contenían substancias tóxicas y además el buque tenía a bordo 3.500 toneladas de fuel oil). La autoridad al mando, el prefecto marítimo francés, identificó tres lugares en la costa francesa a los que el buque podía acceder fácilmente, pero las autoridades locales implicadas mostraron su abierta oposición a que el buque se dirigiera a esos lugares por miedo a la posible contaminación. De acuerdo con el sistema francés, esta oposición municipal obliga a que la toma de decisiones pase al nivel burocrático superior, el Gobierno de París. Lo malo era que, mientras tanto, el buque se iba a hundir. ¿Saben lo que se hizo para evitar la catástrofe? Pues nada menos que transferir el control del caso al Reino Unido, donde la autoridad competente, el denominado SOSREP, tomó rápidamente una decisión, la de embarrancar el buque en las playas de Lime Bay, puesto que los puertos de Falmouth y Plymouth no podían acoger el buque por falta de calado. La operación ha sido un éxito total, tanto náutico como ecológico.
¿Qué tiene el Reino Unido que no tengan Francia o España? Pues nada menos que un sistema de adopción de decisiones adecuado a las características propias de lo marítimo. Creado a partir de las sugerencias de un famoso informe de Lord Donaldson sobre salvamento y seguridad marítima de 1999, el representante especial del Secretary of State (SOSREP) tiene el mando, control y decisión única en los casos de emergencia marítima, y está blindado contra cualquier injerencia del Gobierno, política o localista. Para bien o para mal, él decide lo que hay que hacer, sin escuchar otros criterios que los de su equipo técnico y los que él mismo recabe. Hasta ahora, y el MSC Napoli es un buen ejemplo de ello, ha sido para bien. Tanto que la Unión Europea aspira a que ese sistema se extienda en todos los países del continente.



El sistema SOSREP es una variante de lo que los politólogos denominan "estrategia de Ulises". Es decir, la de adoptar una decisión política previa y general: en caso de amenaza de catástrofe marítima, será un cargo técnico de confianza quien decida él solo (atarse al palo mayor), y ese cargo no podrá siquiera escuchar a los intereses burocráticos, localistas y electoralistas que claman histéricos en estos casos (taparse los oídos para no oír las sirenas). No se trata de que la política abdique de sus decisiones (una especie de gobierno de los técnicos), sino que decida con carácter general y previo cómo hay que decidir en ciertos casos delicados y sensibles que tienden a emborronarse por su repercusión política inmediata. Lo mismo, en definitiva, que se hace al confiar la política monetaria a un Banco Central autónomo y blindado contra las presiones externas. Cuando hay un incendio, la actuación de los bomberos no puede estar sujeta a la reunión y discusión de los concejales, los medios, el público y los votos futuros.
¿Es posible algo así en España? Desgraciadamente, nuestra experiencia particular con los "organismos reguladores técnicos" es desalentadora: todos ellos han mostrado su permeabilidad a los deseos del gobierno de turno o del partido que los nombró a la hora de adoptar decisiones. Pero es que, además, y en este modelo de Estado fragmentado (Sosa Wagner) al que nos encaminamos con decisión, se piensa transferir el salvamento y seguridad marítima a las Comunidades Autónomas, lo que garantiza ad eternum el guirigay escandaloso en la toma de decisiones. Vamos, que nuestra derrota es justo la contraria a lo que los buenos ejemplos europeos nos señalan. Y así nos irá."



                       
                                           En su momento escribí en "La Voz de Galicia" lo que a continuación transcribo:

                                                                               GUARDIA CIVIL DEL MAR

"El medio marítimo profesional español siempre se ha caracterizado, desde tiempos remotos, por el sello del abandono. No ha existido en nuestro país un ideal manifiesto en el sector a pesar de nuestra privilegiada situación geográfica. Desde los estratos responsables de los distintos gobiernos que se han sucedido, no se han sabido captar las inquietudes de la gente del mar, no se han sabido comprender y nunca hubo respuestas, tan solo reacciones irracionales con un marcado fondo político. Consecuencia de todo ello han sido los innumerables pecados de negligencia que de una forma impune se han ido sucediendo. El marino siempre se ha sentido huérfano  en este país de secano y su grito se ha estrellado contra los acantilados de una Administración incapaz de sentir sus inquietudes.
Los profesionales de la mar vamos a tener que soportar, en un futuro próximo, una dura prueba impuesta por esa Administración ciega y sorda ante las demandas de un colectivo que lleva el sello de la desintegración como signo de identidad. Esta prueba no es otra que la de observar la intrusión en nuestro campo de un elemento extraño, que hace su aparición sin razón de ser y que trata de marginar a los que ya han demostrado su capacidad con rigor. Un atentado a la dignidad.: Se va a crear lo que se ha de llamar "Guardia Civil del Mar". Algo tremendamente paradójico en un momento en el que se lucha por conseguir la desmilitarización del sector marítimo. Algo incongruente  si se tiene en cuenta que hoy existen profesionales de la mar en organismos oficiales- Servicio de Vigilancia Aduanera - Buques de Salvamento y Antipolución - etc, con capacidad más que demostrada y con autoridad  para hacerse cargo de cualquier servicio que se pretenda institucionalizar, tendente a la refundición de los existentes, integrandolos en uno solo, que, a imagen y semejanza de los denominados "guardacostas"  se harían cargo del control y vigilancia de nuestras costas desde la mar, como ocurre en paises con más inquietudes marineras que el nuestro.
El ministro del Interior  va a sacar tripulaciones a golpe de troquel con la colaboración de la Armada, en una operación similar a los antiguos P.P.O. de formación. Mientras tanto los marinos, auténticos profesionales, que forman parte de esos buques de Salvamento y Vigilancia Aduanera, se sentirán con la dignidad por los suelos al ver que el esfuerzo que tuvieron que realizar para acceder a esos puestos, otros, sin su experiencia y sin sus conocimientos académicos, lo van a conseguir por obra y gracia de un plumazo"


La revista Nº 47 del "COMME", año 1990 comenta:

" El pasado 11 de mayo, el SESMA( Sindicato Español del Servicio Marítimo Aduanero) convocó en Madrid a los responsables de las organizaciones y sindicatos relacionados con el mar. Fué una de las escasas ocasiones en las que, dejando los intereses al margen, llegaron a un acuerdo (cursiva u negrita son mías).
Las conversaciones giraron en torno a la pretendida creación de la Guardia Cicil del Mar y a la necesidad urgente de la puesta en marcha del Plan Nacional de Salvamento Marítima y Lucha contra la contaminación (PNSM) siguiendo con la coordinación interministerial así como con su potenciación con los necesarios medios económicos y humanos.
Esta Guardia Civil del Mar supondría la militarización del litoral español, que quedaría en manos de no profesionales, así como el perjuicio del cumplimiento de los actuales compromisos inernacionales asumidos por el Estado.
A partir de aquí, las organizaciones firmantes del acuerdo propugnaron unas medidas entre las que destacaron: la creación de u  Servicio de Guarda Costas Civil que partiendo del ya existente Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) con la adscripción del mismo al desarrollo del PNSM; la urgente promulgación de la Ley de Ordenación de la Marina Mercante con el definitivo establecimiento de las Capitanías de Puertos Civiles; y reformar la administración con la creación de un Ministerio del Mar siguiendo los moedelos asumidos por otros países de la CEE." . Sigue relación de los asistentes.

La Administración española siempre ha hecho oidos sordos a las aspiraciones de los Marinos Civiles en pro de lograr que de una vez y por todas haya una absoluta independencia de todo aquello que huela a lo militar. De una manera o de otra siempre planea sobre nuestra institución el manto que nos deja al margen de lo que sin lugar a dudas es racional, lo repito y lo repetiré mil veces: no hay nada más incongruente que cuatro entidades conformen lo que debería ser un servicio tan necesario y válido como es el Servicio de Guardacostas. Y ya no hblemos de un Ministerio del Mar, eso forma parte de aspiraciones utópicas, jamás habrá en España este misterio, seguirá habiendo una pobre Dirección General que dependerá de una Secretaría General. Es de pena



LA NOTICIA APARECIÓ EN LA CADENA SER:


Marina Mercante y Guardia Civil se disputan la tripulación del primer patrullero oceánico contra la inmigración clandestina

Discrepan sobre quién debe subir a esa embarcación: personal civil o sólo agentes del Instituto Armado

NICOLÁS CASTELLANO / CADENA SER   20-07-2007
La inminente entrada en funcionamiento del primer patrullero oceánico para combatir la inmigración clandestina ha provocado un conflicto entre la Marina Mercante y la Guardia Civil. La disputa se centra sobre todo en quién debe tripular esa embarcación, si personal civil o sólo agentes del Instituto Armado.
Según ha sabido la Cadena SER, el coronel del servicio marítimo de la Guardia Civil y la Marina Mercante han intercambiado desde noviembre del pasado año cuatro informes jurídicos que tratan de aclarar la indefinición existente sobre el tipo de tripulación que debería llevar el nuevo patrullero del Instituto Armado y sobre sus garantías legales en aguas internacionales, a donde estaría dedicado para la vigilancia de la inmigración irregular.
Este servicio, inédito hasta ahora en la Guardia Civil, constaría de dos patrulleros oceánicos -del que el primero está todavía en astilleros en Galicia- es un viejo pesquero japonés de 51 metros de eslora que está siendo remodelado. Marina Mercante exige que, al operar en aguas internacionales y debido a que no lo considera un barco de Estado, su tripulación debería llevar marinos civiles.

Convenio del mar

Según los informes de Marina Mercante, en base al convenio del mar de 1978, las titulaciones que poseen los guardias no les facultan para dirigir este tipo de nave en aguas internacionales porque el servicio marítimo de este cuerpo español sólo puede actuar en aguas españolas, lo que añade serias dudas legales sobre la actividad de las patrulleras que en estos momentos operan en aguas de Senegal y Mauritania.
Para la Guardia Civil el convenio internacional de Montego Bay recoge excepciones como ésta, a la que se agarra el Instituto Armado para que se autorice a su petición. Según ha sabido la SER, dentro del servicio marítimo hay un claro malestar por tener que llevar a bordo a marinos civiles en un barco armado destinado a operaciones especiales partiendo del fenómeno de la inmigración aunque no sólo para esta función.

Conversaciones avanzadas

Fuentes de la Marina Mercante han asegurado a la SER que en los últimos días se ha avanzado mucho en las conversaciones entre el coronel del servicio marítimo de la Guardia Civil y se le han ofrecido dos alternativas. La primera es que el capitán y los oficiales que vayan a bordo para la puesta en marcha del patrullero sean marinos mercantes para cumplir con los convenios internacionales; y la segunda es que la Guardia Civil habilite a integrantes del servicio marítimo para que se formen como oficiales mercantes, con lo cual la tripulación sí podría estar integramente formada por guardias. Según Marina Mercante, hasta que este tipo de formación sea posible ya está muy avanzada la contratación de una empresa por parte de la Guardia Civil que dotará a estos dos patrulleros de los marinos mercantes necesarios para navegar en aguas internacionales.
Por su parte, fuentes de la Dirección General de la Guardia Civil han recalcado a la SER que en ningún caso hay confrontación insalvable con la Marina Mercante y se han mostrado convencido de que en las próximas semanas esperan alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambas partes.
                                                 

FOROS INTERNACIONALES:

En 2007 se creó el  "Foro de Guardacostas del Atlántico Norte" cuyo fin era potenciar la cooperación entre los países situados a ambas orillas del Atlántico Norte en todo lo que se refiere a la seguridad marítima, lucha contra la contaminación, rescate y salvamento. Fue en Suecia la inauguración, dieciocho los países asistentes ( no participó España pero se reunió junto con Portugal en 2008) y entre otras cosas se acordó la ausencia de orientaciones políticas y la participación voluntaria. El foro tiene dos reuniones anuales que se activan en base a un nivel de expertos, la primera, reúne a los miembros de los siete grupos de trabajo del foro y posteriormente una cumbre que reúne a los representantes de alto nivel de los países miembros del foro. Se aspira a afrontar los problemas de seguridad marítima de una forma integral con importante presencia CIVIL y MILITAR.
Por parte española el grupo de Inmigración Ilegal está liderado por la Armada. A la última reunión que se celebró en Noruega se incorporaron representantes de Salvamento Marítimo y Servicio de Vigilancia Aduanera ( una prueba de la atomización de competencias en esta materia que sufre nuestro país).




Seguiremos



                                        

12 comentarios:

Manuel Rollan dijo...

Estoy de acuerdo deberia haber menos atomización de competencias en favor de la Guardia Civil por supuesto. ¿Prqué se creo el SVA si ya la Guardia Civil y antes el Cuerpo de Carabineros era y es el Resguardo Fiscal del estado?.

Fulmar dijo...

Pues el SVA, ya existía desde época de Carlos III como los Resguardos Reales, es decir mucho antes de que la GC estuviese en los cojones del duque de Ahumada. Sin acritud.

Anónimo dijo...

La guardia civil ya tiene aviones, drones, centros de control marítimo, buques oceánicos, etc, etc.
Está claro quien se va a quedar al final con todo el pastel

Jacobo Muñiz dijo...

Lo lamentable de toda esta historia es que no hay resortes oficiales que impulsen la opción racional por excelencia: Guardacostas estructurado por las entidades existentes y con sobrada experiencia: SVA para lo fiscal e inmigración, SASEMAR para salvamento y antipolución. Y luego si ellos quieren que la GC del mar se haga cargo de competencias policiales propiamente dichas-
Como bien dices la máquina está en marcha y como consecuencia acaparará todas las competencias y... el SVA pasará a mejor vida. Una auténtica putada contra la que no hay armas.

Anónimo dijo...

En este país hay muchos marinos de pastel, que antaño no les interesaba un contol policial sobre el mar y hoy pelean como leones por hacerse con el mejor trozo del pastel en la creación de un futuro Servicio se Guardacostas. No hay que olvidar que el Servicio Maritimo de la Guardia Civil lleva desde 1992 desempeñando sus funciones con eficacia, lealtad, disciplina, firmeza y sacrificio. Sacrificio palabra muy utilizada por todos pero que no todo el mundo llegada la hora de la verdad esta dispuesto a hacer con todas sus consecuencias. Porque todavía recuerdo los comienzos del flujo de inmigrantes a nuestras costas, cuando no había cámaras y periodistas a la llegada a puerto, entre otras cosas porque la Guardia Civil no vendía el producto avisando a los medios y contando medias verdades como sucede hoy. En definitiva me decanto porque asuma la Guardia el control absoluto de nuestras costas y el mar territorial, en primer lugar porque la Ley se lo otorga, en segundo lugar porque poseen medios suficientes para hacerlo (Centros de Vigilancia Marítima, Sistema de Vigilancia Integral de fronteras, dones, cámaras térmicas, aviones de vigilancia y un largo etcetera de medios, apoyados y coordinados con fuerzas de este Cuerpo en tierra)
Y en tercer lugar porque es un Cuerpo eficiente, capaz y sobradamente responsable para desempeñar esas labores, aunque a algunos le fastidie.

Jacobo Muñiz dijo...

Nadie, y yo desde luego no, discute la eficacia de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. Desde el primer momento lo que he puesto de manifiesto es la nefasta atomización de servicios dentro del área marítima, algo endémico en este país de secano.Esto por un lado, Por otro, y desde aquí lo sigo reivindicando, aunque en vano, me consta,es que cuando se creó el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, existía en España un excedente de auténticos profesionales que si la administración, con Barrionuevo a la cabeza, lo hubieran permitido podría haber pasado a integrar la estructura de un auténtico servicio de Guardacostas, del que aún adolece España. Todo esto con sus correspondientes actualizaciones como unidades de intervención. La guardia civil tuvo que partir de cero en el apartado marítimo y con un absoluto desconocimiento del derecho del mar.Para los Pilotos y Capitanes de la Marina Mercante el derecho marítimo forma parte de su formación académica, es determinante para ejercer.
Aquí no hay pastel que valga, si usted le llama pastel será que lo considera goloso y si hablamos de sacrificio y entrega, el SVA y Sasemar nada tienen que envidiar al resto de las fuerzas intervinientes en el medio marítimo.
Usted es muy libre de decantarse por la Guardia Civil para el control de nuestras costas, que la ley se lo ha otorgado, es evidente pero eso no le quita fuerza a mis argumentos y me ratifico: mientras no haya un Servicio de Guardacostas perfectamente estructurado, mientras sea una hidra, como ahora lo es, nada estará garantizado al cien por cien.

Anónimo dijo...

Hola buenas tardes. Mi vida siempre ha estado relacionada con el mar. Y desde los 26 años soy Capitán de la Marina Mercante. Creo que se debería haber creado un Servicio de Guardacostas a partir del SVA y SASEMAR, con una dependencia de la Armada Española para situaciones excepcionales. SASEMAR y SVA cuentan con profesionales de la mar que hablan el mismo idioma y mantienen excelentes relaciones.

Los antecedentes del SVA datan de principios del siglo XVIII, infórmense. Su bandera, propia y exclusiva, es la prueba.

Vean las aprehensiones de buques mercantes que realizado el SVA en lo que va de año. Y recuerden que son solo poco más de mil funcionarios.

Mis respeto a SASEMAR, son grandes profesionales y funcionan a la perfección.

Jacobo Muñiz dijo...

Es que era la vía racional,lógica y más inmediata. Había marinos preparados, estaba el SVA con experiencia fiscal y Salvamentos Marítimo ( donde yo trabajé durante cuatro años) con experiencia en salvamento y medidas antipolución. Aquello fue un sinsentido un "porque lo digo yo" y ahí se acabó la historia.Y... así seguimos sin un servicio gauardacostas, con instituciones susceptibles de colisionar entre si.

Anónimo dijo...

Y por favor no infravaloren a nadie, que ni el SVA, SASEMAR y los Marinos Mercantes son tan buenos ni los miembros del SEMAR de la Guardia Civil son tan malos, pues en todos los lados hay ovejas negras, y hace 25 años no sé si se equivocó el Ministro Barrionuevo o no, pero eso ya es historia.
Y actualmente la institucion que tiene mas medios y además las competencias otorgadas por Ley es la Guardia Civil, les guste a ustedes o no

popeye el marino dijo...

Yo más bien pienso que el señor Jacobo emprede polémicas absurdas y sin sentido por que de ese modo consigue más visitas a su página web y esto se traduce en beneficios economicos sustanciosos.
Señor Jacobo ha habido gestas de marinos mercantes como ha habido gestas heroicas en cualquier gremio de un trabajo con cierto peligro, pero no sea tan fantasma por favor.

Jacobo Muñiz dijo...

Verá usted sr. Popeye, este Blog no se lucra( infórmese antes de estos conceptos de "blog") con nada que no sean las visitas de gente respetuosa que debate con argumentos sólidos y no con descalificaciones que ya, en ningún momento más, las voy a permitir. Por otra parte le invito a que se lea la historia de España en las contiendas del 98, las gestas de buques de Trasatlántica y otras navieras en ellos,los mercantes en la del 36 y en la mundial. No voy a polemizar más con nadie porque si sacamos a colación toda la historia marítima no todo es avante claro.

Jacobo Muñiz dijo...

Desde la página principal de este blog se enuncia que sus criterios se basaran en los principios del máximo respeto.No permito ni permitiré que en ninguna de sus páginas se viertan comentarios que no respondaan a estos criterios: Insultos, descalificaciones personales o institucionales etc, serán eliminados.En este página concretamente ni se le falta el respeto a la institución de la Guardia Civil ni a la Armada. En esta página se exponen unos criterios, basados en hechos concretos, históricos y razonados desde la asepsia política, para rebatir la creación de un nuevo instrumento marítimo obviando lo que realmente se necesita en España que es un Servicio Guardacostas, potenciando, por tanto, la atomización de estamentos susceptibles de colisionar entre si. Una vez más insisto en esta premisa y en ningún momento subestimo ni denigro el trabajo de la Guardia Civil, de la Armada ni de ningún otra institución en este entorno.